sábado, 8 de junio de 2013

Toda mi vida por este sueño

Mi ser, mi mente, mis dedos, se disponen a liberar algunos molestos sentires. Tengo súbitas, subrepticias, y poco sabias sensaciones.
Delirios, ideas, ideales, ideologías, proyectos, se resbalan por sinuosos canales hacia una profundidad sin visible final.
Aún no veo el fondo, pero sé que voy hacia allá, pensando de antemano como tomar el camino de regreso, hacia arriba, hacia un piso firme o hacia otra nube, lejos, a lo alto, desde donde contemplar cada uno de los milagros presentes a la vista de mis ojos.
Agobio, saturación, aplomo, impotencia, desorden, contracturas, todo suma rumbo abajo.
Ayuda, pido ayuda a gritos en este vacío oscuro. Alguien, nada, nadie me escucha.
Lo siento venir, aunque no me quiera ir, será lo que deba ser.
Dejo lo que sentí, lo que fui, todo fue real.


No hay comentarios: