sábado, 2 de enero de 2010

Adentro

Cierro mis ojos y siento
Que puedo alcanzarte a lo lejos.
Navego en un mar de pasión
En donde puedo encontrarte,
En donde sé que estás.
Pienso que nada nos sigue,
Nadie nos encuentra,
Ningún lugar nos espera.
Olvido de donde vengo
Y no importa hacia donde vamos.
Segundos eternos de un abrazo
Que empieza a descubrir nuestro amor.
Imaginasme más ligera,
Imagínote acercando el calor.
Anulas la noción de lo real,
Dejándome naufragada en tu piel,
Recibiéndome sin pudor,
Con tus manos aguadas de miel.
Hundida en un sueño,
Exiliada en torno a ti,
La vida se pasa
En un presente sin fin.
No quiero volver,
Debemos seguir.
La energía infinita
De esta grata oscuridad,
Que cuando cierro los ojos,
Y en ti me hace pensar,
Enamorame como primera vez,
Y quiero correr sobre el agua
De este plácido mar,
Que me da la seguridad
De tenerte al soñar.
Aunque solo imagine que conmigo estás,
Y en aquel lugar casi real,
Sigo pensando en ti,
Sigo soñándote,
Donde nadie nos ve,
Nadie nos limita,
Nada nos prohíbe,
Porque ahí te amo,
Ahí solos, vos y yo,

1 comentario:

Sofia dijo...

Gracias por visitarme Paula. Ya te sigo. Voy a leerte. Saludos